El Sistema Musical Llanero

La tonada base de los llanos es el joropo, como música, sin embargo en el llano se conocen otras músicas no socializadas fuera del contexto llanero; el araucano, Juan Galea, hace una muy precisa clasificación, dependiendo del contexto en el que se desarrollen, y estas son: Músicas de Santo, los Cantos de Ganado y los Sones de Parranda.

Las Músicas de Santo

Están asociadas a la religiosidad popular llanera, dentro de los cuales se distinguen  los cantos de Batalla y los cantos de palma, el velorio de angelitos y el san pascual bailón, cantos que han caído en desuso, dentro del contexto del campesino llanero, de las sabanas de Arauca y Casanare.

Los Cantos de Ganado

Son los cantos de trabajo de llano y se derivan de la sociedad pastoril llanera, como un instrumento mas para el manejo de reses en el llano, de un ganado que en los inicios de la ganadería llanera, fue demasiado arisco. En el llano se conocen, como cantos de trabajo de llano, tres formas bien diferenciadas: Los Cantos de Cabrestero, los de Ordeño y los de Vela.

Cantos de Cabrestero

Los Cantos de Cabrestero, están asociados a las grandes travesías, por ejemplo, las que se realizaban de Arauca a Villavicencio y que duraban hasta 30 días. Dicen por ahí, que “quien no canta ganao no sirve pa’ cabrestero”; y como el cabrestero es quien va de puntero o de guía del lote de ganado, lote que puede sobrepasar las 1000 reses, yendo de una posada ganadera a otra, hasta alcanzar su destino final y generalmente tiene que hacerlo, lequiando, cantando o silbando, pero jamás en silencio, previniendo una estampida o  barajuste del ganado, con la consabida pérdida del rumbo del camino ganadero. Muchas coplas de la tradición se conocen, sin embargo hay creadores que poseen coplas inéditas como las del cantautor sanmartinero, Manuel Torres, estas nos dan una idea de los textos que se cantan a capella, al ganado:

 

Si el cabrestero no canta
El ganao no se acordona
Porque así es que reconoce
Quien lo aquerencia y lo doma

Al cabrestero baquiano
El ganao lo reconoce
Porque no pierde el camino
Ni aunque lo agarre la noche

Cantos de Ordeño

Los cantos de ordeño, cumplen la función de lograr establecer una empatía entre el ordeñador y la vaca, las bautiza y las llama por su nombre, y cada una responde al llamado del ordeñador, les habla, les conversa hasta lograr tranquilizarla para que suelten toda la leche. Mas coplas de M. Torres, para la practica del ordeño:

Entre las vacas del queso
Yo tengo mi preferida
La pato rial, la chinata
La bandola y la guajiba

Ponte ponte garza blanca
Que la camaza hizo espuma
Se parece en las mañanas
Cuando levanta la bruma

Cantos de Vela

Los cantos de vela se producen cuando al final de una jornada de camino, se llega a una posada ganadera, allí descansan los vaqueros, sus caballos y por supuesto el ganado en el corral. Se requiere de dos cantadores para toda la noche, uno que canta la prima es decir desde las 6 p.m., hasta la media noche, y el segundo que asume el turno de la madrugada; el objetivo es que el ganado no se duerma, y para ello habrá que cantarle toda la noche, de lo contrario si se despierta, se asusta y se produce la estampida, que puede llegar a ser fatal, para el velador remontado de turno. Sigamos con las coplas de Manuel, para velar ganado:

El velador que no canta
El ganao le barajusta
Y va a salir con el cuento
Que el diablo tuvo la culpa

Si algún día le falta al llano
Caballos de vaquería
Le faltará el alma al cuerpo
Y al verso la melodía

Los Sones de Parranda

Son aquellas formas fijas del joropo, o círculos armónicos o como los llama Samuel Bedoya, estructuras ritmo-armónicas del joropo, las cuales han tenido un gran desarrollo, producto de la circulación y divulgación, a través del disco, de los festivales y en los últimos años a través de procesos de formación desarrollados en las escuelas de música tradicional de los municipios llaneros.
Los sones de parranda vienen a ser entonces aquello que  se considera hoy como música llanera, sin embargo en algunos casos, estos se han nutrido y han tenido como  fuente de inspiración, en los cantos de trabajo de llano, de cabrestero y de ordeño, especialmente. Dentro de estas estructuras se distinguen, golpes, pasajes y tonadas o vals pasajes, los cuales se mueven en tres regímenes, como sistema musical llanero: Régimen acentual por Corrío, régimen acentual por Derecho y el régimen acentual por Chipola.

Régimen Acentual por Corrío

Corresponde al modelo de acentuación sobre el primero y tercer tiempo del compás ternario y se conoce como toque Por Corrío. La totalidad de piezas conocidas como pasajes y la gran mayoría del repertorio de golpes ( estructuras armónicas tradicionales), pertenecen a este régimen.

Régimen Acentual por Derecho

Corresponde al modo de acentuación sobre el segundo y tercer tiempo en compás ternario y se conoce como toque Por Derecho. Los golpes denominados seis por derecho, pajarillo y el seis numerao, se inscriben en este régimen. Algunos músicos llaneros también le dan el nombre, de toque atravesao.

Régimen Acentual por Chipola

El módulo de este régimen se extiende a dos compases, un primer segmento sobre un compás ternario acentuando los tres tiempos del compás, y el segundo segmento, se estructura sobre un compás binario acentuado los dos tiempos binarios, conocido en el medio musical llanero como compás partido.

Para escuchar mas audios entrar en la pagina web de audios del Joropo